domingo, 13 de noviembre de 2011

reflexiones de juventud


Aunque me duela tengo q admitir que no voy a vivir para siempre.
Honestamente no sé cuánto voy a vivir, pero con mi suerte, intuyo que no será mucho....
Tema que para alguien como yo, ciertamente es doloroso y sumamente frustrante.


Hoy tuve un tardía revelación absoluta, una verdad de mi vida, y es que debo vivir la vida y hacer lo que se me pegue mi gana, rebelarme, y cometer locuras, cuántas sean, reír, vivir....
Porque me niego a llegar a viejo, si es que llego, y mirar hacía atrás arrepentido de jamás haber hecho lo q quise cuando pude y fui joven.
"Ay siempre quise peinarme así pero mis papás nunca me dejaron"
"siempre quise ir a tal lugar pero nunca me dejaron"
"siempre quise quedarme hasta esa hora en tal lugar pero pues no me dejaban"

No! Me niego.
Toda mi vida es un "HUBIERA", es la palabra que ha marcado mi vida desde el día que nací, y me niego a seguir dándole poder.

Y me pesa aún más esta verdad, por todo el tiempo que he perdido, y porque ya no soy precisamente una quinceañera. .... Pienso en todas esas cosas que TUVE que haber hecho, que haber vivido, como parte de una adolescencia normal y llena de aventuras y no hice... y me aterro... me frustro terriblemente. Como si me hubieran robado años de mi vida que no sé si podré recuperar.
Para mi el factor Tiempo, siempre ha sido demasiado importante....

Podré ahora vivir un poco lo que debí vivir?
Quiero vivir lo que tengo que vivir, vivir hasta hartarme, hasta decir basta, porque realmente lo necesito si no quiero lamentarme el resto de mi vida.

O quizás por eso es que soy "escritora", para poder liberar mis frustraciones a través de fantasías escritas? Aunque honestamente, quisiera tener un poco más de material en el que poder inspirarme....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Retroalimentación Requerida